Un ejemplo a seguir en materia medioambiental

La preocupación por el medio ambiente y el cambio climático están a la orden del día actualmente. Diversos países han comenzado a experimentar sus efectos y, concretamente en Noruega, son indudables los cambios que se están produciendo en el territorio próximo a la zona del Ártico. Los GEI (Gases Efecto Invernadero) contribuyen al deterioro de la atmósfera y, por todo esto, la OMI (Organización Marítima Internacional) y el Gobierno noruego han decidido poner en marcha un proyecto conjunto llamado Green Voyage 2050.

La principal meta de este proyecto es combatir la reducción de gases para el futuro, concretamente el 2050. Entre sus objetivos, que fueron establecidos en la reunión del MEPC 72 en abril de 2018, se pretende que el sector del transporte marítimo pueda llegar a cumplir este fin para dicho año y se logre una reducción de al menos un 50% en comparación con los niveles 2008.

¿Cómo se va a desarrollar esta labor? Para poder cumplirla, se llevará a cabo una ampliación de las capacidades de administración de puertos y gobiernos, se elaborarán planes de acción nacionales, se promoverá la innovación y se posibilitará la transferencia de la tecnología, todo ello mediante acciones coordinadas por varios PPP (Países Piloto Pioneros), NPP (Nuevos Países Piloto), PS (Países Socios), socios del sector y estratégicos.

El gobierno noruego está proporcionando fondos para los dos primeros años. Además, pretende, tras su aprobación, facilitar más para los años siguientes y asegurar la continuación de este programa hasta 2023 al menos, lo que permitirá su expansión y la inclusión de los países beneficiarios adicionales. Formarán parte del programa piloto 8 aunque la participación esperada es de un total de 50 en todo el mundo.

En definitiva, Green Voyage 2050 puede suponer un gran cambio a nivel mundial y, si se consigue lo propuesto, el estado del medio ambiente mejorará notablemente.

#CrowsNest